Cabo Verde, una belleza oculta en el Océano Atlántico.

Destination News Travel
69 / 100
Cabo Verde, una belleza oculta en el Océano Atlántico. Hay países que brillan en el mapa del mundo, pero que no tenemos mucho conocimiento sobre ellos por eso a la hora de pensar en un destino para viajar optamos por otros mas conocidos.

Quizás sea uno de estos países. Oculto en el medio del Atlántico un grupo de islas de 10 miembros nacidos de la furia volcánica, son tan bellas como misteriosas.

Deja tu mirada recorra África y mire hacia la izquierda del continente, bajando por Marruecos, Mauritania hasta encontrar Senegal, luego arrastra tu mirada hacia el oeste, para llegar a Cabo Verde.

Las Islas Canarias tienden a ser el destino ideal para una dosis decente de calor en las profundidades de diciembre, enero y febrero. Pero aquellos que están preparados para volar dos horas más en el Atlántico son recompensados por el clima de Cabo Verde, que rara vez pasa de los 20 ° C .

La historia antropológica de Cabo Verde es inusual. A diferencia de la mayoría de las partes del planeta, estaba vacío hasta que el colonialismo le dio una población: las islas estaban deshabitadas cuando los marineros portugueses y genoveses se toparon con ellos en 1456.  Portugal echó raíces, fundando lo que ahora es la ciudad de Cidade Velha, en la costa sur de Santiago, en 1462. Praia siguió en 1615, antes de convertirse en la capital del archipiélago en 1770. Una pequeña ciudad de 130,000 personas, mira hacia atrás en el pasado (Cabo Verde se independizó de Portugal en 1975) a través del Monumento de Diogo Gomes (una estatua del explorador portugués que descubrió Santiago en 1460) y el Palacio Presidencial (que fue construido en el siglo XIX para el gobernador portugués).

El don cultural de Cabo Verde para el mundo es la morna, una música cantarina y rítmica que cobró vida en el archipiélago (probablemente en Boa Vista) en algún punto indefinido del siglo XVIII. Su líder espiritual es Cesaria Evora, una cantante apodada la “Diva descalza” que procedía de Sao Vicente, y fue tan amada que, desde su muerte en 2011, su aeropuerto ha sido nombrado después de ella. Su poderosa voz y su comprensión de la melodía persisten en su lugar de nacimiento, Mindelo, la capital de la isla. Aquí hay una pequeña ciudad agradable y pintoresca en la que la morna sale de las puertas de bares y cafeterías, como Casa Cafe Mindelo ( casacafemindelo.com ), donde se puede presenciar actuaciones en vivo.

Si desea aventurarse verdaderamente fuera de la red, el islote de Brava es su puerto de escala obvio. “Puerto” es la palabra pertinente porque, como con Santo Antão, solo se puede llegar en barco. No es que no tenga una pista de aterrizaje. El aeropuerto de Esperadinha se encuentra en la costa oeste, al lado de la aldea del mismo nombre. Ocupa una de las únicas partes planas de tierra en la isla: una ubicación precaria en un estrecho promontorio al borde del agua. Demasiado precario, de hecho. Inaugurado en 1992, el aeropuerto dejó de operar en 2004 debido a que los fuertes vientos que giran aquí hacen que sea muy peligroso aterrizar. Sin embargo, puedes pasear por su asfalto desierto.

Ignacio Bustillo

Ignacio Bustillo

Director de Latinoamerica Wellness y BIMAP

Todas las entradas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.